Es un dispositivo dental en miniatura que ofrece al dentista una visión en tiempo real de la reacción de la boca de los pacientes a los materiales dentales.

Un estudio de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon (OHSU), en Estados Unidos, presenta un nuevo dispositivo de diente miniaturizado, llamado «diente en chip», que ofrece a los dentistas la posibilidad de identificar materiales de obturación dental más eficaces y duraderos en los dientes de los pacientes.

La investigación, publicada en la revista científica Lab on a Chip de la Royal Society of Chemistry, describe el dispositivo como una imitación de un diente real con una cavidad, a través de la cual los científicos pueden observar con un microscopio la interacción de las bacterias con los materiales dentales.

Según el estudio, es la primera vez que se crea un sistema de órgano en un chip para la investigación dental. Ya se habían colocado chips similares para fines científicos en hígados y pulmones. Este avance permitirá a los investigadores abrir nuevas vías de trabajo en la Odontología.

De este modo, además, aumentará la comprensión sobre el funcionamiento interno de las células dentales en su entorno natural. Por ejemplo, sería eficaz para estudiar el comportamiento de los dientes ante lesiones y tratamientos.